Buenos Aires – Choferes de micros de turismo cortan la avenida 9 de julio hacia el sur.

La medida genera caos y grandes demoras en el tránsito. El reclamo es porque consideran que son uno de los sectores más perjudicados por las restricciones establecidas a raíz de la segunda ola de coronavirus

Los micros están ubicados sobre la avenida San Juan, impidiendo avanzar por la 9 de julio hacia el puente Pueyrredón, y en la subida a la autopista que lleva hacia Avellaneda. De esta forma, se produce un gran embotellamiento y las consecuentes demoras para desplazarse. La circulación se desvía por la propia avenida San Juan y por la calle Lima.

Según trascendió, los choferes habrían decidido permanecer allí toda la noche, hasta que algún representante de la Secretaría de Transporte tome cartas en su reclamo, ya que consideran que son uno de los sectores más perjudicados por las restricciones que estableció el Gobierno nacional a raíz de la segunda ola de coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *